¡Atentos! 4 enfermedades de invierno en mascotas

¡Atentos! 4 enfermedades de invierno en mascotas

¡Atentos! 4 enfermedades de invierno en mascotas

En invierno, las temperaturas bajan y los días no invitan mucho a salir. Pero para algunos peludos, esto no les impide seguir jugando al aire libre y disfrutar de la naturaleza. Por eso, hay que tener mucho cuidado con las enfermedades de invierno en mascotas y hacer todo lo posible para mantenerlo sano y salvo.

Enfermedades de invierno en mascotas

¡Atento! Estas son las enfermedades de invierno más comunes en mascotas.

Guía de enfermedades de invierno en mascotas

En esta nota te vamos a contar cuáles son las enfermedades de invierno más comunes en perros y gatos. Seguí leyendo para estar preparado durante esta estación del año y continuar sus actividades diarias con cuidado. 

Hipotermia

tips pet friendly para las enfermedades de invierno

Al igual que en los humanos, en los peludos la hipotermia se trata de una temperatura corporal baja causada por la exposición al frío. La combinación de humedad y frío es una combinación muy peligrosa y puede ser el detonante de esta condición. 

Para aquellos que viven en zonas de nieve, hay que tener especial cuidado. El pelaje empapado puede ser muy peligroso, ya que puede congelarse y ser una de las causas principales de la hipotermia en los perros o gatos. 

Para prevenir la hipotermia, evitá los períodos prolongados en temperaturas frías. Para los paseos o excursiones cortas al aire libre, lo ideal es proteger las patas con medias o botas especiales y proteger el pelaje con algún abrigo que puedan mantenerlo seco y calentito.

Si planeás recorridos largos, también podés llevar una toalla para secarlo y hacer de vez en cuando pausas para asegurarte de que su temperatura sea la adecuada y no esté pasando frío. 

Síntomas y tratamientos

En los síntomas de hipotermia en los peludos se incluyen los siguientes:

  • Escalofríos
  • Temblores fuertes y continuados
  • Postura corporal forzada
  • Oreja, cola y patas heladas
  • Mucosa oral brillante entre pálida y azulada
  •  Respiración y pulso débiles
  • Letargo 

Para evaluar si tu peludo tiene estos síntomas, tomá la temperatura de tu peludo mediante un termómetro y si este indica una temperatura menos de 32 °C esto significa que tiene hipotermia. 

En estos casos, acudí de inmediato a la clínica veterinaria más cercana. Mientras tanto, intentá elevar la temperatura corporal con mantas calientes o una bolsa de agua caliente envuelta en una toalla.

Congelación

Congelación: una enfermedad de invierno en mascotas

La hipotermia y la congelación en los peludos van de la mano. La congelación es un daño tisular que se produce con el frío extremo y que varía de leve a grave. Depende del tamaño de tu mascota, de su edad, del grosor de su pelaje y del tiempo que haya estado en el exterior. El pelaje y la piel empapados por la nieve, el hielo o la humedad también suponen un riesgo de congelación para tu peludo.

Para prevenir  la congelación en los peludos, hay que limitar la actividad al aire libre en temperaturas extremas. Otras medidas son similares a las de la hipotermia mencionadas más arriba, como mantener el pelaje y la piel secos y llevar ropa de abrigo adecuada para las mascotas.

Síntomas y tratamientos

Estos dependen del grado de desarrollo: 

  • Primer grado: Piel pálida y dura en las extremidades que se vuelve escamosa, roja e hinchada cuando se calienta.
  • Segundo grado: Ampollas en la piel.
  • Tercer grado: Oscurecimiento de la piel, a menudo durante varios días; puede producirse gangrena.

Si aparecen signos de congelación, tenés que llevar a tu peludo al interior inmediatamente y aplicar agua tibia en las zonas afectadas. Nunca le hagas masajes en las zonas congeladas, ya que podría causar dolor. Se requiere atención veterinaria inmediata y urgente para calentar a tu peludo de forma segura. También te pueden recetar analgésicos y antibióticos.

Resfriados

Al igual que los humanos, los perros y los gatos pueden pescarse un resfriado en invierno. Por lo general, no es grave: una tos leve, la nariz húmeda, un poco de fatiga son indicios de una infección leve de las vías respiratorias.

Si notás que tiene algunos de estos síntomas, podés hacer algunas cosas para aliviarlos, como colocar un humidificador en su habitación favorita para aliviar su tos (si no tenés un humidificador lo que podés hacer es llevarlo al baño con vos mientras te duchás, ya que el vapor tendrá el mismo efecto); o darle alimentos calientes, incluso con un poco de caldo de pollo o carne baja en sodio.

Lo ideal es que ante cualquier síntoma lleves a tu peludo al veterinario, en especial si es cachorro o viejito. Si los síntomas no mejoran en unos días, puede que necesite antibióticos. Demás está decir es que si está pasando por un proceso de infección en las vías respiratorias hay que evitar por completo que juegue al aire libre. 

Tos de las perreras 

Los perros son susceptibles de padecer traqueobronquitis infecciosa canina, también conocida como tos de las perreras por su forma de propagación. Las temperaturas invernales, el estrés y la inhalación de humo aumentan el riesgo de desarrollar esta enfermedad. 

Se trata de un virus y una bacteria altamente contagiosos, por lo que hay que mantener a nuestros peludos en cuarentena si sospechamos que pueden padecerlo, por lo menos hasta que un veterinario lo confirme.

Síntomas y tratamiento

El principal síntoma de la tos de las perreras es un ruido similar al de un ganso. Este ruido difiere del “estornudo inverso” común en algunas razas, como los beagles. Los estornudos, el goteo nasal y la secreción ocular son síntomas secundarios.

Para tratar a tu peludo, también se recomienda usar un humidificador o el vapor de la ducha. Existe una vacuna contra esta enfermedad y se recomienda poner a todos los peludos, en especial si son cachorros o viejitos.

Es fundamental acudir al veterinario para que diagnostique el cuadro y le de los tratamientos adecuados. Si persiste después de tres semanas, lo más seguro es que tenga que tomar algunos antibióticos. La neumonía, la tuberculosis y otras enfermedades respiratorias graves tienen síntomas similares.

Enfermedades de invierno en mascotas: consejos

Ante cualquier síntoma extraño o fuera de lo normal, lo mejor que podés hacer es ir a un veterinario. Él te va a dar un diagnostico acertado y completo y te dará el tratamiento adecuado para la edad, raza y contextura de tu peludo.


Si tenés ganas de encontrar los mejores tips pet friendly, también podés entrar a nuestra sección Tips.

Tips pet friendly: salir a correr con tu peludo en invierno Anterior
Tips pet friendly: salir a correr con tu peludo en invierno
Siguiente publiación
Llevar a tu perro al trabajo, un testimonio pet friendly