Tips pet friendly: salir a correr con tu peludo en invierno

Tips pet friendly: salir a correr con tu peludo en invierno

Tips pet friendly: salir a correr con tu peludo en invierno

Hoy es el Día Internacional del Running y para celebrarlo decidimos hacer una guía invernal con tips pet friendly para todos aquellos que les gusta salir a correr con su peludo. 

Nadie puede escapar del invierno. En algunas provincias del país esta estación del año es suave y llevadera, pero en otras el frío llega con más fuerza y trae consigo temperaturas bajo cero y mucha nieve. 

guía invernal pet friendly

Es una realidad que a todos nos cuesta un poco más salir de casa durante estas épocas frías, pero no queda más remedio que enfrentarnos a este clima y encontrar actividades que nos hagan salir y disfrutar del aire libre.

Salir a correr es una de ellas y muchos han descubierto que hacerlo con compañía es la motivación perfecta. ¿Y qué mejor acompañante que nuestros peludos que se mueren por emprender una nueva aventura?

Así es, tu perro puede motivarte para que te levantes de la cama y cambies esas peludas pantuflas por unas buenas zapatillas de correr. Pero no hay que olvidar que ellos también sienten el frío y pueden enfermarse, por lo que hay que extremar los cuidados

Por esta razón, te dejamos una guía invernal con tips pet friendly para salir a correr en invierno con tu peludo

Beneficios de salir a correr en invierno para vos y tu peludo

El invierno es una época en la que tendemos a adoptar un estilo de vida más sedentario, lo que tiene consecuencias negativas tanto para nosotros como para nuestros peludo. Igual, es entendible, no hay nada más tentador que quedarse acurrucados en la cama o el sillón durante los días fríos y, para los perros es igual de fácil adoptar la misma filosofía.

Pero si te gusta correr y es parte de tu rutina habitual, con unos pocos ajustes en tu horario y nuestros tips pet friendly podrás disfrutar de esta actividad que trae increíbles beneficios para los dos.

Para los peludos, correr ayuda a mantener el peso, estimular la mente y calmar la ansiedad mediante el gasto de energía. Seguir un programa de ejercicio constante durante todo el año puede ser muy importante para su salud y resistencia general.

Para los humanos, correr es una de las mejores maneras de hacer trabajar el sistema cardiovascular, elevar el ritmo cardíaco durante un tiempo prolongado y desarrollar la resistencia. Libera endorfinas, controla el peso y ayuda a mantener una alimentación sana y un buen estilo de vida en general.

Además de estos beneficios obvios, salir a correr es una forma ideal de pasar tiempo de calidad con tu peludo y afianzar esos lazos de compañerismo y cariño que tanto los unen.

Tips pet friendly: salir a correr en invierno con tu peludo

De todas las estaciones, el invierno y el verano pueden ser las más difíciles para correr con tu perro, debido a las temperaturas y el clima extremos. Por eso hoy te vamos a ayudar a prepararte para que puedas salir a correr en invierno independientemente del lugar donde vivas. 

Preparate para el clima

tips pet friendly

Las temperaturas en invierno pueden variar constantemente. Una buena regla general es: si hace demasiado frío para vos, también hace demasiado frío para tu perro. Por el contrario, si podés tolerar la temperatura, probablemente tu perro también pueda hacerlo. 

Existen un montón de peligros relacionados con el frío: congelación, enfermedades comunes, quemaduras por el viento y exposición. 

Es fundamental  tener un plan de emergencias en casos de cualquier accidente o eventualidad. Para ello, el primer paso es siempre seguir las rutas conocidas para regresar de inmediato ante cualquier acontecimiento. No te aventurés demasiado fuera de los caminos conocidos y recordá que tu perro está mucho más cerca del suelo que vos y puede enfriarse mucho más rápido.

La hipotermia puede poner en peligro la vida, y no hace falta mucho para ser vulnerable a ella. Los perros también pueden ser susceptibles de sufrir hipotermia y sus síntomas son similares a los de los humanos. Para evitarla, tanto vos como tu peludo, deben mantenerse secos, avisarle a tu familia o amigos el camino que van a emprender y llevar un ritmo lo suficientemente rápido como para mantener el calor, pero lo suficientemente lento como para no agotarse.

Algunas regiones son más frías que otras, por lo que es fundamental estar preparado con el equipo adecuado y programar el recorrido en consecuencia.  Correr con un grupo es una buena manera de realizar esta actividad, ya que no solo es más seguro, sino también más divertido para tu peludo. 

 Las actividades invernales al aire libre no suelen ser demasiado difíciles de encontrar, y hay muchos espacios aptos para perros para correr lo importante es siempre estar preparado con el equipo adecuado y evaluar todos los factores que pueden llegar a intervenir durante la corrida. 

Entrada en calor 

Entrar en calor es una de las cosas más importantes que hay que hacer antes de salir a correr bajas temperaturas. Los cuerpos fríos no rinden bien y son más propensos a las lesiones. Un calentamiento lento y sencillo es una de las mejores formas de empezar con el pie/la pata derecha.

Para humanos

Lo mejor de todo es hacer un “estiramiento activo” cuando hace frío, una combinación de actividades básicas de calentamiento como la calistenia, los saltos y las rodillas altas con movimientos que ayudan a estirar, mantenerse caliente y aumentar la frecuencia cardíaca. 

También se puede entrar en calor con actividades como planchas, flexiones y sentadillas, una serie de estocadas seguidas de algunos balanceos de piernas, o simplemente una carrera de cinco a diez minutos a ritmo lento. Lo esencial es que estires siempre después de haber calentado los músculos.

Para peludos

Lo mejor es tener una idea básica de la frecuencia cardíaca en reposo de tu perro (poné tu mano sobre su corazón cuando esté sentado durante un rato y contar los latidos en un minuto). Salí a correr rápidamente (dos minutos probablemente sean suficientes) para que su corazón bombee un poco, y luego estirale las piernas.

Si nunca los hiciste antes, el estiramiento más sencillo es hacer que se ponga de pie  y luego tomar cada pierna delantera, una por una, detrás de la rodilla, y simplemente levantar la pierna delante de ella para que el hueso largo esté paralelo al suelo y la pierna delantera cuelgue suavemente. Mantener cada pierna durante una cuenta de diez.

Estiramientos para perros

Para las piernas traseras, de nuevo, pedile que se ponga de pie y simplemente levantale la pierna trasera, una a la vez, hacia adelante (en la dirección del movimiento), y mantenela así durante diez segundos.  Estos estiramientos son suaves: todo se trabaja en la dirección y los ángulos del movimiento natural.

estirmanientos para perros

Tips pet friemdly: ¡cuidado!

Lo peor que podés hacer es empezar rápido. En invierno, cuando hay poca humedad en el aire y las articulaciones y los músculos están más rígidos, si empezas con un ritmo muy alto,  probablemente te agotes y vas a sentir una sensación de ardor en los pulmones por ese aire frío. Cuanto más incómodo te sientas, menos probable será que continúes o que hagas del running invernal un hábito. 

Una vez que te hayas vestido con la ropa adecuada, lo último que debés hacer antes de empezar a correr es comprobar las patas de tu peludo, especialmente si hay nieve o hielo en el suelo. Asegurate de que las almohadillas de sus patas estén limpias y libres de nieve o residuos.

La importancia de las superficies

tips pet friendly para salir a correr en invierno

En invierno, dependiendo de donde vivas, será más difícil encontrar buenas superficies para correr. Si corrés por la calle, hay que tener en cuenta  que el asfalto  puede estar helado y esto puede ser perjudicial para las almohadillas de tu perro. 

En caso de que la calle esté cubierta por una capa de hielo, es necesario saber que los peludos se desenvuelven de forma diferente sobre el hielo y muchas veces les resulta difícil mantenerse agarrados a la superficie. Hay que mantener el control de la velocidad para evitar los accidentes en superficies potencialmente resbaladizas.

Si vivís en zonas más rurales, correr por senderos será probablemente el mayor desafío. Hay que buscar  caminos en donde haya huellas marcadas, ya sea de vehículos o transeúntes pasados. Si hay pasto y vegetación cerca, acordate que hay que evitar al máximo las superficies húmedas para que nuestros peludos no se mojen y tomen frío. 

Mantener un ritmo constante

Salir a correr en invierno

El ritmo es una parte importante a la hora de salir a correr.  Es posible que tengas que adaptar tus expectativas cuando haga más frío, sobre todo si vas a correr por superficies que no son ideales.

Mantené un ritmo y elegí una distancia que se adapte a tu capacidad y a la de tu peludo y a las limitaciones de la estación. Recordá que en las épocas frías se hace de noche más temprano y el sol no calienta tanto, así que salí a correr antes de que anochezca o más tarde por la mañana, cuando el sol está más fuerte.

A veces, hay que entender que el objetivo de salir a correr en invierno tiene que ver más con el mero hecho de salir al exterior y disfrutar de la naturaleza  y no tanto con mejorar la distancia y el tiempo. En otras palabras, evitar caer en el sedentarismo que trae consecuencias negativas en la vida de los peludos y en las nuestras. 

Ojo con los escalofríos después de correr

Uno de los efectos secundarios de correr cuando hace frío son los escalofríos. Estos se producen debido a la transpiración que se acumula en la ropa y el cuerpo, que puede congelarse rápidamente una vez que dejás de moverte. 

Lo mismo ocurre con tu peludo. Por eso, hay que tener  un plan para que tu perro se caliente y se seque con rapidez. Llevá en un mochila una toalla absorbente o comprale un un abrigo impermeable y asegurate de programar el final de tu carrera para estar cerca de un lugar donde puedan calentarse y secarse.

Tips pet friendly para salir a correr en invierno

El frío, el hielo y la nieve son las mayores preocupaciones para vos y tu peludo cuando corren en invierno. Tu perro no puede decirte cuándo tiene frío, y es vulnerable a sus instintos (gasta toda su energía persiguiendo a los animales, corre a través de charcos, etc.). Deberás establecer límites de actividad para evitar tanto el agotamiento y la deshidratación como la hipotermia.

Recordá que los perros son más sensibles al esfuerzo cuando son cachorros o cuando son ancianos. Si tenés un perro joven, sobre todo de raza grande, o un perro que esté en la segunda mitad de su vida, es fundamental que tome las precauciones necesarias. 

Los cachorros deben hacer ejercicio moderado hasta que hayan alcanzado su tamaño completo, ya que correr demasiados kilómetros puede causar daños en sus articulaciones en desarrollo.

Del mismo modo, los perros mayores van a ser susceptibles de sufrir lesiones. El invierno no es probablemente el mejor momento para empezar una nueva rutina de ejercicios o para aumentar los kilómetros, pero es importante mantenerlo en forma y continuar con los hábitos diarios. 


Con todos estos tips pet friendly, ya estás listo para salir a correr con tu peludo ¿Qué estás esperando?

Para más consejos, visitá la sección Tips de  nuestro blog.

Día del Reciclaje: vida pet friendly sustentable Anterior
Día del Reciclaje: vida pet friendly sustentable
¡Atentos! 4 enfermedades de invierno en mascotas Siguiente publiación
¡Atentos! 4 enfermedades de invierno en mascotas